Spot del Vergatario – Parodia discriminatoria con burla disimulada

En el mes de abril de 2013, se ha difundido en Venezuela a través de diferentes medios audiovisuales y bajo el amparo del artículo 10 de la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión (RESORTE), un spot promocional de la más reciente versión de un dispositivo móvil que el difunto presidente Hugo Chávez bautizaría hace un par de años atrás como el “Vergatario”. Este teléfono celular en cuestión tiene la característica de estar al alcance de la población a un costo muy económico, teniendo en cuenta la idea del fácil acceso a las telecomunicaciones de todos los ciudadanos. Dicho spot sólo promociona el artefacto mencionando que “estará disponible en las tiendas Movilnet”, compañía telefónica del Estado que compite directamente con otras compañías privadas como Movistar y Digitel en el territorio venezolano.

El spot, más que promocionar el artefacto de bajo costo y alta tecnología para todo público, toma un tinte político pudiendo causar una cierta incomodidad en el manejo comunicacional de su trama, además de su reiterada difusión en los medios de comunicación, de forma gratuita, considerándose como competencia desleal sobre sus competidores privados en el mismo ramo.

En la imagen aparece un joven rubio de ojos claros que posee a la vista dos teléfonos móviles diferentes, en uno suena como “ringtone” la canción de campaña “Hay un Camino” del candidato opositor Capriles Radonski, pero en forma de parodia, al estilo de los personajes infantiles “Alvin y las ardillitas”, hecho que bien podría tomarse como un abierto tono negativo de burla hacia los simpatizantes y el mismo candidato. El joven al contestar no puede escuchar a su interlocutor y pide que lo llame por la otra línea telefónica.

Al sonar su segundo teléfono celular se escucha como “ringtone” el Himno del partido político “Acción Democrática”, el que ha sido un férreo contrincante y opositor al gobierno de Chávez y, ahora, al de Nicolás Maduro. Es decir, a través del elemento sonoro del spot se puede inferir que el joven de la trama se identifica con la oposición sin hacer mención alguna de ello. Éste contesta y también se le hace difícil escuchar y comienza a quejarse de los servicios de comunicación, por lo que pide llamar él mismo y saca un tercer teléfono escondido en su bolsillo con el cual sí logra comunicarse perfectamente.

Aparece otro personaje en la escena, una mujer morena vestida de rojo quien le dice al joven rubio que no le dé vergüenza mostrar y usar su “Vergatario”, porque ella, siendo del “pueblo” también tiene uno; así lo muestra en primer plano a la cámara.

Ahora bien, este spot tiene un gran contenido simbólico que podría traspasar los límites de la ética y del respeto que tanto ha pregonado el gobierno de Chávez (y ahora el de Maduro). El lenguaje cinematográfico utilizado pretende hacer ver las diferencias de clases sociales con dos personajes antagónicos en sexo, color de piel, forma de expresarse y atuendo. Es decir, se ha tratado de crear una idea ficticia de que existe una diferencia social, rico y pobre, oligarca y pueblo, burgués y obrero, delimitado sólo por el aspecto de los personajes; algo innecesario en un país multirracial como Venezuela y menos aún para promocionar la adquisición de un simple artefacto electrónico.

Asimismo, el hecho que se utilice los diferentes sonidos identificatorios de los partidos que se oponen al gobierno para simbolizar la mala calidad de los otros teléfonos y sus compañías privadas, pretende descalificar la calidad del servicio de sus competidores, al igual que destaca la estupidez por la “pésima” escogencia y la necedad de sus usuarios al continuar bajo sus cláusulas.

Finalmente, como hecho picaresco, se observa en la trama que el joven al sacar del bolsillo un “Vergatario” para conversar con tranquilidad, acepta y reconoce de manera tácita el excelente servicio que presta el gobierno, quizás en más aspectos que solo en las telecomunicaciones; y que su conducta pretensiosa es de alguna manera inducida por presiones su entorno social, hasta que la mujer lo descubre y le dice que se libere y que deje la vergüenza.

Muy controversial, por el hecho que el gobierno no muestra las ventajas del producto a su potencial comprador, sino que lo critica, lo estereotipa y se burla por ser diferente. Lo condena de alguna manera por no usar sus productos y servicios, pero con una forma de comicidad criolla que los simpatizantes del oficialismo han estandarizado y han aceptado como válida entre ellos.

Se muestra el comercial del “Vergatario 3”

El “ringtone” de un aparato telefónico móvil es el audio de “repique de llamadas” que su propietario le programa como sonido característico. En el caso de la compañía de teléfonos Nokia, éstos traen de fábrica el logotipo musical de la marca, pero tales sonidos pueden ser personalizados, para darle un toque único y reconocible al recibir llamadas en zonas concurridas.

El siguiente video muestra el “ringtone” característico de la marca de teléfonos Nokia que traen de fábrica; y en el video posterior se muestra una rueda de prensa del mismo mes de abril de 2013, del Ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, junto al Canciller venezolano Elias Jaua, quien es llamado e interrumpido telefónicamente desde el primer minuto y en reiteradas ocasiones, oyéndose claramente el sonido identificatorio de su teléfono móvil perteneciente a la marca Nokia.

Estos personeros gubernamentales son los de más alto rango y han tenido cargos de gran importancia en los muchos años del largo gobierno de Chávez y ahora con Maduro. Es por ello que no se puede justificar que no tengan o no utilicen un “Vergatario” como parte de toda esa filosofía que quieren transmitir, como para darle el ejemplo de la eficiencia en los servicios del gobierno a sus ciudadanos, prefiriendo así un modelo telefónico importado quizás de mejor calidad del que promocionan.

Con este inesperado y, aparentemente, inofensivo incidente del Canciller, la frase de la mujer del spot: “…ay chico!, que no te dé pena, yo también tengo mi Vergatario” queda vacía y sin efecto ante el joven avergonzado de la trama, al igual que todo el contenido burlón del spot. Por tales hechos, el spot en cuestión revela su decidida y única intención de transmitir un mensaje político malintencionado, para nada comercial, ni conciliatorio, ni tampoco inclusivo.

Justo Morao

______

Anuncios

“Soy” ¿Spot electoral que incentiva el voto ciudadano?

2

Para las elecciones presidenciales del 7 de octubre 2012, el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano, difundió algunas piezas publicitarias con varias semanas de anticipación que invitaban a ejercer el derecho ciudadano del voto. Tales piezas motivaban esta iniciativa a través de las imágenes de personas cantando o tocando instrumentos musicales, con una actitud de alegría y entusiasmo.

Ahora bien, para los comicios del 14 de abril del 2013, el órgano electoral ha difundido una pieza publicitaria a escasos días de la fecha comicial. Sin embargo, este anuncio no posee la misma energía que sus predecesores, es decir, la carga emotiva que lleva es totalmente opuesta a la energía y el entusiasmo de otros tiempo, es una carga lúgubre y melancólica.

En este mensaje se puede observar cierta pesadumbre en los rostros y la actitud de los personajes que son mostrados, nadie sonríe y más bien muestran signos de gran preocupación y seriedad. Asimismo, la música, a pesar de tener un ritmo muy folklórico de tambores y de ser interpretada por una excelente voz femenina, refleja una especie de lamento o desolación, que se percibe también por las tonalidades menores en que se desarrolla y se mantiene la armonía y la melodía de la pieza.

Las tonalidades musicales menores se utilizan mayormente en piezas que denotan tristeza, melancolía o lamentos. Comparando el último spot “Soy” de 2013 con el spot “Calipso” de 2012, ambos del CNE, se pueden no sólo observar diferencias en el ánimo rítmico y tonal de las piezas, sino que sus personajes también muestran actitudes muy diferentes; unos sonríen, bailan y cantan en uno y en el otro sus miradas denotan tristeza. El que es entusiasta expresa en sus versos el llamado al voto, mientras que el otro menciona una frase seca a manera de orden: vota.

En el desarrollo de esta campaña electoral emergente de 2013, la actitud y la estrategia oficialista ha sido el mantener un estado melancólico, de pesar y luto en la población para sacar ventaja electoral utilizando la figura del difunto Presidente Hugo Chávez. No sería extraño entonces que se quiera propiciar ese estado anímico a través de las instituciones públicas para mantener la lealtad y el deber moral de votar por quien han llamado el “comandante de la revolución” y así ejercer una especie de control sentimental sobre el voto.

Existe un grupo de votantes que sin duda alguna irán a ejercer su derecho al voto por convicción propia o por simpatías partidistas arraigadas. Hay otro grupo que podría ser influenciado totalmente. Como se ha mencionado en reiteradas ocasiones sobre este tema, esta clase de spot publicitario puede generar un conflicto de doble mensaje en cuanto a su interpretación, porque ordena una acción determinada pero, a la vez, no se impulsa el entusiasmo en la necesidad de llevar a cabo tal acción, ello debido a los elementos inconscientes que pueden ser percibidos por la audiencia, en este caso la música podría generar tal contradicción y podría fomentar el desánimo para ir a votar en el receptor con tendencia abstencionista.

Buenas preguntas sobre este análisis serían:

  • ¿Con este spot publicitario realmente se quiere incentivar el voto sobre aquel sector que aún tiene dudas sobre salir a votar, el cual podría marcar una contundente diferencia en la balanza electoral?
  • ¿Pudo haber sido un error de producción al momento de la edición, en la escogencia de las imágenes y el montaje de la música del spot, donde no se anticiparon los posibles efectos negativos sobre el mensaje que intenta promover el voto?
  • ¿Más allá de alentar al ciudadano a ejercer su derecho al voto, produciría este spot una percepción de desesperanza o suspicacia en la institución del voto reflejado en las posibles contradicciones que puedan suscitarse inconscientemente debido a las imágenes y a la música con respecto al mensaje que se intenta promover?

Se muestra a continuación ambos spots publicitario, “Soy”  y “Calipso”, que tienen la finalidad de promover el ejercicio ciudadano del voto, para que el lector saque sus propias conclusiones.

Otro ejemplo de las contradicciones que puede producir la música electoral en en el mensaje político se encuentra en el artículo: La música de los spots electorales de Henrique Capriles Radonski

Justo Morao

______

Publicidad gubernamental bolivariana resumida en un spot televisivo

En junio de 2012, se difunde en los medios audiovisuales venezolanos un spot televisivo excelentemente logrado a nivel publicitario. Es una producción artística que contiene varios elementos de interés en la comunicación política efectiva.

Primeramente, es un spot que hilvana una historia de logros del gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez. La publicidad gubernamental está referida a la información que se imparte a los ciudadanos a través de diferentes medios, para mostrar los esfuerzos y los logros alcanzados en la gestión del gobierno en funciones. La historia (storyline) del spot comienza con una imagen desde el espacio exterior, un paisaje terráqueo y un diseño técnico realizado por computadora, referido al satélite Simón Bolivar cuya toma de cámara, en forma de seguimiento, baja a la tierra a toda velocidad, a Venezuela, para mostrar cada uno de los servicios públicos que provee el gobierno a sus usuarios, que va encontrando conexión integral con la cotidianidad de un ciudadano común en diferentes actividades de un día normal.

Algo interesante del spot es la infografía que acompaña las imágenes, que recalca cada logro que es mostrado en pantalla. Esto crea un efectivo elemento recordatorio y asociativo entre los usuarios de tales servicios y genera curiosidad entre los todavía desinformados.

Cabe destacar también que el fondo musical utilizado en dicha producción, como una de las funciones técnicas de la música en el cine para crea un efecto unificador de escenas, es la canción popular más querida de Venezuela, el “Alma Llanera” de Pedro Elías Gutiérrez, arreglada para la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, dirigida por el maestro Gustavo Dudamel. Este arreglo orquestal remarca la intensión de venezolanidad del spot y, aún más, hace referencia también al apoyo gubernamental al Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles creado por el maestro José Antonio Abreu.

El spot finaliza con una escena que remite al “Corazón Venezolano“, que es la nueva imagen de mediados del 2012 que ha adoptado el gobierno de Chávez para unificar su propaganda política que, en mi opinión, se convierte en resonancia electoral. De ello he comentado extensamente en artículos anteriores.

Este spot ha sido realizado por Humana Cooperativa Audiovisual, con una excelente edición, sincronía y acabado en cuestiones de imagen y sonido; bajo la dirección cinematográfica de los hermanos Daniel y Juan Carlos Yegres Richard.

Asimismo, se muestra otro spot que, a pesar de haberse producido primero que el anterior, funciona como secuela de la historia. Éste ha sido realizado con los mismos recursos técnicos y cinematográficos; y ha estado al aire, en los medios de comunicación venezolanos, durante el mes de julio de 2012.

Chávez y Capriles inician campaña electoral con distintos estilos publicitarios

Los candidatos venezolanos inician la campaña electoral con espectaculares spots publicitarios de alta calidad en imagen y fantástico sonido, de tres minutos de duración cada uno.

Hugo Chávez presenta un spot musical que comienza con escenas de personas que individualmente se ven al espejo al levantarse en una especie de ritual de reconocimiento, con mirada reflexiva y de satisfacción interna, como a la espera de una gran movilización, hasta que se muestran en pantalla las multitudes habituales con repetidas imágenes de archivo utilizadas en otros spots y que, aunque se continúa exaltando su imagen individual de líder todopoderoso y libertario, la música invita a abrir más espacio en cuanto al público a quien va dirigido. Escuchamos entonces una canción, fusión moderna de estilo reggaeska español y latinoamericano, que reúne en su letra algunas consignas utilizadas por él en campañas anteriores, pero más frescas y ligeras, como la del legendario Grupo Madera – “Uh Ah, Chávez no se va”. Esto tiene la intención de cautivar a una audiencia mayor, con un espectro que abarque no solo al “voto duro”, sino que también pueda proyectar una imagen más atractiva hacia los indecisos, sobrepasando el único estilo musical nacionalista que imperaba en toda la publicidad electoral del presidente y la propaganda gubernamental. En definitiva, es un spot para “todo público”.

Se muestra a continuación: Soy Chávez de corazón.

Por otro lado, el equipo del candidato Henrique Capriles Radonski ha lanzado un spot que contiene diversos elementos interesantes:

  • Combina dramatismo y reflexión
  • Muestra imágenes inéditas con gran carga emotiva
  • Mensaje contundente
  • Reafirma sus temas (issues) de campaña
  • Sigue la línea de la esperanza y el optimismo
  • No deja de escucharse la voz del candidato durante el spot
  • Se utiliza el Primer Plano para hablar directamente con el elector

A nivel musical, presenta una variación lenta de su canción de campaña “Hay un camino” y “Algo bueno está pasando”, como recurso de evocación, que va in crescendo a través del ánimo del spot. Luego se va pasando a un estilo musical pop y a música criolla con canto, cuatro y maracas, que luego cambia a fusión venezolanista. Este recurso de cambios musicales dentro de un mismo spot hace que la atención del elector se centre en un nuevo tema (issue) cada vez que el candidato tenga algo nuevo que decir, así no pierde nunca su atención y no genera aburrimiento; tal recurso fue utilizado por el candidato norteamericano a la reelección, Barack Obama, en su reciente spot de su campaña de 2012 – Forward -, haciéndolo muy efectivo a nivel de la atención del público con respecto a su mensaje.

Se muestra aquí: El compromiso con tu futuro

Justo Morao

______

La buena voz y el discurso político efectista

Diversos estudios científicos han mostrado la importancia que tiene el tono de voz en las comunicaciones humanas. En este sentido, ponemos gran atención a nuestro interlocutor cuando su voz tiene presencia y es agradable al oído; asimismo, aquélla puede causarnos temor e infundir respeto cuando la percibimos potente y en tono increpante.

Muchas veces se le ha conferido más valor al tono de la voz, a nivel comunicacional, que a las propias palabras del discurso. En un trabajo de investigación de Ray Birdwhistell, se atribuye un 35% a la comunicación verbal, mientras que un 65% es atribuido a la no-verbal. Albert Mehrabian ha atribuido un 7% solo a la palabra hablada en la comunicación humana, un 38% se le atribuye a la cualidad de voz y un 55% al lenguaje corporal, gestos y expresiones del comunicador. Es decir, 93 % de la comunicación humana no se centra en la palabra, sino en el lenguaje no-verbal.

En la política, la oratoria y la expresión corporal pueden ayudar enormemente a cautivar al electorado, inclusive, hasta el punto de dejar a un lado la profundidad del contenido del discurso. En algunos casos, éste puede funcionar como una herramienta efectista que permite al orador hacer alarde de su histrionismo, natural o ensayado, para crear una atmósfera dramática con la intención de embelesar a su audiencia. Los grandes oradores han inspirado a sus seguidores, en movilizaciones de masas o en la ejecución de acciones de gran contundencia social, a través del dramatismo y sus maneras de expresarse. En muchos casos, sus causas políticas y sociales tomadas como banderas, que les han valido sus sitiales de honor o de terror en la historia, han resultado ser clamores populares de larga data, propios de la evolución social, que nadie había podido canalizar y expresar de forma contundente para crear consciencia de su existencia y de sus consecuentes acciones. En otras palabras, no es lo que se dice, sino cómo se dice.

Aquí se muestra un spot publicitario de una popular empresa norteamericana de seguros para automóviles. La escena relata, desde la mesa de la cocina de una casa, un trivial accidente que una señora ha tenido, en el fondo vemos al maestro del voiceover de los movie trailers más populares de la historia del cine moderno, Don LaFontaine, describiendo la misma escena con su talentosa voz. Podemos percibir entonces que, aunque ambos interlocutores mencionan los mismo hechos y aunque la finalidad del spot es causarnos gracia y simpatía, la diferencia entre la pasión y el dramatismo que resulta de las inflexiones vocales durante la narración, es enorme.

Justo Morao

______

El spot publicitario, el jingle comercial y el jingle electoral

Muchas veces la gente siente curiosidad por saber algunos de los conceptos relacionados con la producción televisiva publicitaria y me han preguntado, en diversas oportunidades, las diferencias entre el spot y el jingle; y de éste último, del comercial con respecto al electoral. Es por ello que quisiera a través de este medio mostrar de manera didáctica la diferencia entre estos conceptos.

El spot publicitario, llamado “cuña” en Venezuela, tiene dos connotaciones dependiendo de su enfoque:

  1. A nivel comercial, el spot es un “espacio de tiempo disponible” que compran los anunciantes, clientes o publicistas, a un canal de televisión, estación de radio, o una empresa de proyección cinematográfica, para difundir de manera radial o audiovisual la existencia o características de un producto en el mercado o, también, para transmitir información de interés para el público general. Los procedimientos de compra de estos espacios publicitarios en medios de comunicación se adaptan al ordenamiento jurídico de cada país, e inclusive sus restricciones pueden variar en el transcurso del tiempo, dependiendo de la legalidad sobre la publicidad de un producto en un momento determinado, como ha sido el caso del tabaco y el alcohol.
  2. Por otra parte, el spot es una “producción artística” con un fin determinado que involucra personal creativo para su realización. Uno de los conceptos más descriptivos lo ha propuesto Ignacio Ramonet (1992) quien menciona que el spot publicitario es un “estuche visual”, un espectáculo que integra un producto en una dramatización con un final feliz. Según este autor, se trata de un ejercicio fílmico de gran virtuosidad que deja un mensaje comercial relegado al final.
Aunque el spot persigue una meta publicitaria, en el sentido de transmitir una determinada información, podemos decir que ésta no siempre tiene un fin comercial. Ello lo vemos en los espacios de tiempo dedicados a la publicidad institucional o gubernamental, que se utilizan para informar sobre los logros y la gestión del gobierno en funciones; o también con el spot electoral, que aunque utiliza las mismas técnicas de producción del spot comercial, su finalidad es informar sobre las organizaciones partidistas, los temas de interés o de campaña y la imagen de un candidato para lograr ganar una elección.

Por otro lado, el jingle está referido a un recurso publicitario que puede estar incluido o excluido en el diseño de producción de dichos spots.

El jingle es una composición musical con una rima pegajosa que funciona como elemento resonador del nombre o las características del producto en cuestión. En cuanto al jingle electoral, éste se refiere a una rima musical que menciona el nombre de un candidato o se basa en su lema de campaña. Por pertenecer al mundo sonoro, los jingles no son exclusivos de las producciones audiovisuales, sino también pueden ser insertados en pautas publicitarias de medios como la radio.

Cuando la melodía no contiene letra alguna en el jingle comercial o electoral, nos estaremos refiriendo entonces a un logotipo musical.

 Como ejemplo de logotipo musical, podríamos mencionar el perteneciente a la empresa de procesadores Intel, que es muy característico y remite inmediatamente al producto.

Como ejemplo de jingle comercial, mencionaremos uno de los más antiguos y reconocibles del mercado, las Salchichas Oscar Mayer, que desde 1965 ha sido cantado y recordado por diversas generaciones. En Venezuela se hizo muy popular la versión del maestro Aldemaro Romero, quien incursionó por años en el medio publicitario, sin embargo cabe destacar que aunque muchos le atribuyen la composición musical de este jingle, podría decirse que él solamente adaptó el lema del producto al idioma español – “Las salchichas Oscar Mayer significan: rica carne de primera calidad” – porque la melodía permanece idéntica a la original norteamericana.

 A continuación, el spot publicitario que contiene este famoso jingle:

 Oh, I’d love to be an Oscar Mayer wiener.
That is what I’d truly like to be.
‘Cause if I were an Oscar Mayer wiener,
Everyone would be in love with me.

Oh, I’m glad I’m not an Oscar Mayer wiener.
That is what I’d never want to be.
Cause if I were an Oscar Mayer wiener.
There would soon be nothing left of me!

Ya despejadas las dudas sobre los conceptos antes mencionados, podemos decir que en el campo electoral, un spot puede o no incluir un jingle en su diseño. Los ejemplos clásicos en Venezuela son dos: El spot de Carlos Andrés Pérez, que contiene el jingle: “Ese hombre sí camina” de 1973, novedoso y resonante hasta nuestros días; y el spot “Carlota Flores” de Luis Herrera Campíns de 1978 que no contiene ningún jingle, resaltando de esta forma la crudeza de su mensaje y haciéndolo así más dramático.

A continuación se muestran ambos casos:

Invito a todos nuestros lectores a conocer más ejemplos de los alcances y evolución del spot publicitario y del jingle electoral a través del tiempo, presentes en este sitio de Internet.

Justo Morao

______