Spot electoral especial para los empleados públicos

El spot electoral del candidato venezolano Henrique Capriles Radonski contiene elementos que se reiteran y que dan continuidad a la serie de spots que se han venido difundiendo desde el inicio de su campaña. Sus características:

  • En cuanto a la imagen, se sigue utilizando el efectivo recurso del primer plano, presente en spots anteriores, lo que unifica y potencia el mensaje general de los temas de su campaña (issues). Asimismo, se intercalan pocas imágenes de archivo del candidato realizando distintas actividades.
  • Se utiliza la técnica del testimonial para crear una atmósfera de seriedad y veracidad en las declaraciones de los entrevistados en el spot; técnica utilizada en la mayoría de los spots de la campaña de su contrincante político a la reelección presidencial, Hugo Chávez.
  • Se observa un mensaje segmentado, dirigido exclusivamente a los empleados de la administración pública, en la búsqueda de crear confianza y disminuir el temor a las posibles represalias gubernamentales por conversiones políticas o simpatías electorales por la oposición. La vestimenta del candidato se aprecia un poco más formal que de costumbre en sus spots, lo que otorga más solemnidad al mensaje.
  • Con respecto al fondo musical, el spot abre con uno de sus lemas, “Algo bueno está pasando”, como forma de logotipo musical identificatorio, pero luego se utiliza la progresión armónica de la nueva canción de campaña: “Está aclarando la mañana en Venezuela”, que refresca el mensaje mientras el candidato expone sus puntos y argumentos; y le otorga un aire nacionalista que va directo al inconsciente del receptor.

A continuación: “Mensaje de Capriles Radonski a los Empleados Públicos”

La música de los spots electorales de Henrique Capriles Radonski

4

La música en una campaña electoral venezolana es tan importante como la imagen misma del candidato, así nos lo ha mostrado la experiencia en famosas campañas de décadas pasadas como la del candidato Carlos Andrés Pérez en 1973 con su jingle “¡Ese hombre sí camina!” o el famoso “pitico” del candidato Luis Piñerúa Ordaz en 1978 que alentaba a todos a decir: “¡Correcto!”, en una especie verbal de reflejo de Pavlov.

Es sabido también que una campaña y el posterior triunfo de un candidato no depende de una canción o de jingle electoral, sino que se conjugan una serie de elementos del discurso, del lenguaje no-verbal y otras variables favorables a la imagen que, junto al plan de gobierno, pueden marcar una tendencia en el electorado.

En la campaña del candidato triunfador, Henrique Capriles Radonski, de las Elecciones Primarias de 2012, se pudo percibir un cambio radical de imagen sonora. Entre sus primeras cuñas o spots electorales, se encontraba una específica en la que a pesar de que la imagen visual era de gran calidad y la línea de la historia era muy bien llevada, todos preparándose para salir muy temprano en la mañana para acompañar al candidato Capriles, la música de fondo pudo haber generado cierta molestia inconsciente en la audiencia por la percepción de un doble mensaje.

Esto se debe a que en dicho spot, la música instrumental de fondo estaba construida sobre una tonalidad menor: una secuencia de “Do – Re – Mi bemol – Re – Do” en la melodía, irrefutablemente sobre una escala menor. Diversos investigadores sobre los efectos de la música sobre el comportamiento humano han comentado que la música en tonalidades menores puede sugerir y simbolizar tristeza, desesperación y apatía; es por eso que la mayoría de las canciones sobre amores imposibles, boleros de desamor, están escritos o modulan hacia dichos tonos menores.

Específicamente en una cuña electoral, la música se percibe como un todo junto con la imagen visual, si la imagen sugiere esperanza o alegría y la música de fondo sugiere tristeza, entonces el receptor recibirá un mensaje contradictorio sobre lo que pretende el candidato, que hasta podría causar rechazo.

Por otra parte, los últimos spots fueron concebidos de una manera distinta a los primeros. La canción popular corta (cantada), que se diferencia de lo que es un jingle (de una sola y única frase resonante), recopiló los lemas de campaña: “Hay un camino” y “Algo bueno está pasando” que junto con otras palabras que indican alegría y esperanza, se armonizaron en una movida y sincopada melodía de ritmo más pegajoso, fusionando el Reggaeton con estilos de percusión latina y antillana, sobre tonalidades mayores; muy propio de las canciones que denotan alegría y entusiasmo, como de hecho se logró. Se podría tomar como ejemplo la “Oda a la Alegría” de Beethoven que, aunque dista mucho del spot en cuestión por ser una de las máximas obras musicales clásicas de la humanidad, se trata de una simple línea melódica construida sobre una escala mayor.

A continuación, muestro los dos ejemplos para apreciar la diferencia.

Una de las últimas canciones de campaña del candidato Henrique Capriles Radonski, “Miles y Miles con Capriles”, en estilo reggae, un género musical que se desarrolló por primera vez en Jamaica hacia mediados de los años 1960.

Justo Morao

______

Artículo del diario Últimas Noticias sobre el triunfo de Capriles Radonski

Quisiera agradecer al diario venezolano Últimas Noticas en la persona de la periodista Blanca González, por la entrevista realizada para el artículo: “Votantes rechazaron propuesta de viejos partidos”, en ocasión al triunfo del ahora candidato Henrique Capriles Radonski en el histórico evento de las Elecciones Primarias del 12 de febrero de 2012.

Última Noticias