Los políticos cantan para llegar al corazón de su audiencia

Es sabido que la música es una de las expresiones más antiguas del hombre, aún más primitiva es la vocal, que según científicos evolucionistas y naturalistas como Darwin y Spencer o el psicólogo experimental Carl Stumpf, trataron de explicar sus orígenes en las inflexiones de la voz, consciente o inconscientemente, como llamados emitidos por algunas especies, incluyendo primates y hombres primitivos antes del nacimiento del lenguaje, dirigidos al sexo opuesto con fines de apareamiento o también como señales de alerta ante cualquier peligro inminente, coincidiendo todos en que es una característica ancestral del ser humano. A través de la evolución, la música se ha convertido en la expresión artística por excelencia. Asimismo, es una expresión que rompe barreras ideológicas e idiomáticas, porque al escuchar a un artista profesional o a un mero aficionado cantar, automáticamente quedamos paralizados y toda nuestra atención se centra en su canto.

Cuando la melodía musical proviene de una figura pública en un acto formal que transmite aspectos políticos, de interés nacional, o para su grupo político, como la alocución del Presidente de una nación, la reacción es de gran sorpresa. En un acto público como tal, nuestras predisposiciones se fijan en aprobar o desaprobar el mensaje, refutar e inclusive ser reacios a los diferentes temas relativos a la política, lo inesperado de una melodía cantada que provenga de tales figuras puede generar algunas reacciones como las siguientes:

  1. En medio de un discurso formal, puede transporta a la audiencia de un estado racional a uno emocional, pudiendo fomentar el ánimo y la euforia del público, como puede suceder también en comunidades religiosas que dependen de un líder.
  2. El líder pude causar sorpresa y empatía con la audiencia. Generalmente se suaviza el impacto de una noticia o declaración con ese gesto de informalidad dentro de la formalidad del acto.
  3. Puede poner al líder en una posición de igualdad y de confianza con sus seguidores o sus detractores, lo convierte en “humano de carne y hueso” al ser capaz de mostrar sus sentimientos, teniendo como idea preconcebida que la música funciona como vehículo para expresar emociones.
  4. Puede fomentar la admiración de los espectadores y podría también otorgar gracia al líder y su discurso, pudiendo perpetuarlo en la memoria de una comunidad.
Algunos ejemplos de líderes políticos que han utilizan este recurso en sus alocuciones públicas.
Barack Obama canta la famosa canción Let`s stay together (Estemos juntos) del cantante de soul Al Green. Asimismo, Hugo Chávez cantando algunas canciones de amor.

Justo Morao

______

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s